EDITORIAL

 

 

 

“¡Un Año en la Batalla!”

 

 

“¡La Salsa representado la Raza Latina !”

Néstor Sánchez “El Albino Divino”

 

 

     Así es, amigos.  Herencia Latina cumple un año de existencia y no podemos estar más satisfechos.  Ha sido un año muy productivo, no sólo por la calidad del material que presentamos, sino también porque hemos tenido que aprender “a la cañona” – como decimos en Panamá –, o sea aventuradamente, sobre cómo correr una revista cibernética.  Y, orgullosamente, puedo decir que lo hemos logrado, particularmente gracias al esfuerzo de nuestro compañero de actividades y amigo, Israel Sánchez-Coll.

 

     La revolución que ocurrió en Nueva York a finales de los años sesenta, y que se afincó durante los setentas, conquistó las mentes y corazones de muchos de los que vivíamos al sur de la Gran Manzana.  Uno pensaría que la revolución creada por el sello Fania debió comenzar en el sur, para luego expandirse hacia el norte y conquistar las mentes colonizadas de los Latinos viviendo en los Estados Unidos. Lo cierto es que fue todo lo contrario, y allí reside la grandeza del asunto: Un movimiento de música Latina nacido en el norte y que conquistó el sur.

 

     La conquista de la salsa que venía de Nueva York fue completa para algunos de nosotros —  fue un lavado de cerebro. Todo nuestro dinero lo gastábamos comprando las joyas de antaño y seguimos gastando con los que suenan en la actualidad, como Joey Pastrana, Lebrón Brothers, Frankie Dante, King Nando, Joe Quijano, Al Castellano,  Johnny Colón, La Lupe, Alegre All Stars, Tico All Stars, Cachao, Joe Cuba, Richie Ray y Bobby Cruz, Willie Colón, Johnny Pacheco, Larry Harlow, Jimmy Bosch, Anthony Blea, George Delgado, Buena Vista Social Club, Ricky Gónzalez, Afrocuban All Stars  y tantos otros. La gran mayoría de los conquistados escuchaban y escuchan las canciones y posiblemente reconocían y reconocen a los artistas que las interpretaban e interpretan.  Allí moría y muere, posiblemente, el asunto para ese grupo, que actualmente representa el mayor porcentaje de gente que compra música en este planeta.  Pero existía, y aún existe, otro grupo ― los “birriosos”, en buen panameño ―, que iban y van más allá de los artistas u orquestas y sus canciones. Este grupo también estudiaba y estudia las carátulas de los discos y se aprendía y aprende cuanto detalle estaba y está escrito o impreso en las mismas ― ¿quién fue el ingeniero de sonido?, ¿cuál estudio usaron para la grabación?, ¿cuáles músicos participaron en la producción?, ¿quién fue el productor?, ¿quién diseñó la carátula?...

 

     Y son, precisamente, las carátulas las que nos proporcionan el material principal presentado en esta majestuosa edición de aniversario de Herencia Latina

 

     Muchos de ustedes seguramente se preguntarán: ¿por qué las carátulas?  La respuesta es simple: Porque debe ser así. El arte representado en las mismas es parte de la evolución de la música y el período histórico que se estaba viviendo. Ustedes seguramente reconocen los nombres de los artistas: Ely Besabel, Izzy Sanabria, Walter Vélez, Ron Levine, Ricky Gaskins, Jorge Vargas, Charlie Rosario, Henri Fiol y tantos otros. Esto lo ha hecho evidente recientemente el escritor Pablo Iglesias, con su magnífico libro “¡Cocinando! Fifty Years of Latin Album Cover Art” (50 años de arte de carátulas).

 

     Influenciado, en parte, por el trabajo de Yglesias, nuestro dinámico Israel Sánchez-Coll decidió ir más allá, y pudo contactar a algunos de los artistas que plasmaron su arte en las carátulas de los discos que tanto apreciamos.  Aquí está la historia de algunos de ellos y el significado de su arte, y es realmente un privilegio presentar estas entrevistas en nuestra edición de cumpleaños.

 

    Pero eso no es todo. Admirables amigos y colaboradores de Herencia Latina, como  Elmer Gonzaléz, Orlando Montenegro y Guayacán, nos han honrado, suministrándonos trabajos para esta tan especial ocasión, lo cual agradecemos de todo corazón.

 

     Queremos también tomar esta oportunidad para agradecer a todos los fabulosos escritores que desinteresadamente nos han enviado sus artículos desde nuestro inicio: Manny González, Néstor Emiro Gómez, Rafael Quintero, Eddy Zervigón, Jaime del Castillo, Gerson Maldonado, Raúl Fernández, Rafael Bassi, Nelson Planas, Pedro Barreira, Jaime Jaramillo, Daniel Cruz, Andrés Campo Uribe, Lorenzo Valoy, Mario “Speedy” González, Adlay Stevenson Samper y Diógenes Iván Riley. Nuestras sinceras disculpas si dejamos a alguien por fuera.

 

          Nuestro agradecimiento, además, a los grandes coleccionistas musicales que nos han brindado un servicio impecable con sus discos, los cuales han enriquecido nuestros escritos: David Cantrell, Nelson García, Joaquín D'Janon, Edwin Madera y Francisco Cantillo. A nuestro gran fotógrafo: Antonio Esquilin.

 

     Antes de finalizar, quiero agradecer, en nombre de todo el personal de Herencia Latina, la ayuda que hemos recibido, desde nuestro inicio hasta los presentes días, de todos nuestros amigos y hermanos en todo el mundo – ya sea con escritos, sugerencias, aporte tecnológico, o por simplemente regar la voz sobre nuestra existencia.  Por supuesto, muchas gracias a usted, estimado lector, que de ahora en adelante pertenece a la gran familia de Herencia Latina.

 

     Sin aburrirlos un minuto más, los invito a leer nuestra edición especial de primer año de vida cibernética. ¡Seguimos en la batalla, carajo!

 

Eric González

Los Ángeles, California

Octubre de 2005